¿Cubre el seguro del hogar la reparación de la caldera?

Comment

Seguro hogar
reparacion de caldera

Una de las principales dudas que nos asolan en el momento en que surge una avería en casa es “¿cubrirá mi seguro esta reparación?”. Y es que en la rutina diaria del hogar empleamos decenas de electrodomésticos que, o bien por exceso de uso o por rotura, pueden dejar de funcionar causarnos grandes dificultades en nuestro día a día. A la hora de contratar un seguro del hogar es importante que tengamos claros los puntos de la póliza o seguro del hogar y así saber con certeza qué tipo de incidentes están cubiertos, ya sea de tipo técnico o relativos a un robo.

De todo el conjunto de averías que podemos sufrir en nuestro inmueble, sin duda alguna una de las más molestas son las que están relacionadas con la caldera, un aparato esencial para poder calentar el agua de nuestro hogar y destinarla a todo tipo de usos. Por eso cuando observas que no funciona correctamente la caldera de tu hogar debes seguir los siguientes pasos:

1. Conoce qué tipo de seguro del hogar has contratado

En primer lugar, hay que tener claro que, dependiendo del tipo de seguro del hogar que hayamos contratado, nuestra protección en torno a los posibles incidentes que podamos sufrir será mayor o menor. Por regla general, las pólizas de seguros cubren diferentes tipos de electrodomésticos cuando estos se ven sometidos a circunstancias como cortocircuitos o subidas de tensión; sin embargo, si existe una avería producida por otro tipo de siniestros, vemos que nuestros electrodomésticos quedan bastante desprotegidos. Existen muchas empresas que dan la opción a ampliar la cobertura o a contratar seguros específicos para ellos.

Volviendo al tipo de seguro más genérico, por regla general estos hacen referencia a los electrodomésticos que se vinculan a las funciones de cocina o limpieza (como por ejemplo, la nevera o el lavavajillas). Sin embargo, en el caso de la caldera, muy a menudo encontramos diversas restricciones a la hora de cubrir sus averías. Si bien algunas de las características del seguro pueden cubrir de forma indirecta desperfectos provocados por la caldera (daños por agua, deterioro, etc.), lo cierto es que muy a menudo no garantizan ni su reparación ni su substitución en caso de necesidad, pasando a ser responsabilidad del del cliente.

2. Infórmate sobre las ventajas de los seguros multirriesgo o de múltiple cobertura

Las ventajas de solicitar un seguro multirriesgo son la cobertura a grandes efectos del contenido y continente del hogar, asegurándonos así la responsabilidad de la aseguradora a la hora de hacer frente al coste de las pérdidas y/o reparaciones. Entre la gran cantidad de daños que puede cubrir este tipo de seguro se encuentran incendios, filtraciones de agua, rotura de tuberías, caída de rayos, daños eléctricos, robos y hurtos dentro de la casa, así como atracos fuera del inmueble, actos vandálicos intencionales, accidentes de tráfico, entre otros… y también incluye la reparación de electrodomésticos, entre ellos la reparación de la caldera.

Es muy importante que si quieres garantizar la seguridad de tu hogar ante diferentes problemáticas con la caldera contrates un seguro que cubra daños tanto directos como indirectos, así como la reparación y substitución.

reparaciones de caldera

3.  Comprueba si tu seguro del hogar puede reparar calderas de gas natural

Hay que tener en cuenta el gran número de viviendas que emplean calderas de gas natural ; si bien optar por asegurar este tipo de calderas siempre proporciona una seguridad adicional, lo que sí que tienes que tener claro son las revisiones necesarias para garantizar que no haya ningún problema con tu aparato. Por norma general, se realizan dos tipos de inspecciones periódicas: la de caldera se realizaría una vez cada dos años, mientras que la de la instalación del gas, cada cinco años.

Puesto que disponer de una caldera de gas en mal estado puede suponer un enorme riesgo, ya no sólo para tu hogar sino para el conjunto de la vivienda, es muy importante que sigas estas revisiones y te preocupes por comprobar el estado de la caldera. De esta manera reducirás en gran manera las posibilidades de sufrir aparatosos accidentes relacionados con las fugas de gas o la mala combustión.

La contratación de un seguro para el hogar siempre es una decisión de vital importancia, por lo que sin duda  se debe reflexionar detenidamente. Lo más recomendable es que antes de elegir un seguro del hogar uses un comparador de seguros para saber cuál es la mejor opción para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *