• Algunos trucos y consejos sobre cómo elegir un seguro de vida de forma efectiva, rápida y sencilla

    ¿Cómo elegir un seguro de vida? Es una pregunta que más de uno se ha hecho alguna vez. Para elegir un póliza de vida hay que tener en cuenta una serie de factores que a día de hoy son importantes para toda persona que decida contratar uno de estos seguros. A continuación os ofrecemos algunos trucos y consejos acerca de cómo podemos elegir un seguro de vida y que tenemos que tener en cuenta a la hora de solicitarlo.

    ¿Qué es un seguro de vida?

    Una póliza de vida es un seguro que cubre el riesgo de muerte, supervivencia e incapacidad. Estos seguros cubren la existencia, integridad o salud de las personas.

    La parte fundamental de loas pólizas de vida es que cubren una prima estipulada para poder recibir en caso de fallecimiento o incapacidad una cuantía que supla la falta de ingresos asegurados.

    ¿Quién contrata un seguro de vida?

    Una póliza normalmente es contratado por personas que estaban entradas en edad avanzada y que por miedo a perderlo todo hacían una póliza de seguros. La verdad es que a día de hoy cada vez son más los  jóvenes entre 25 y 40 años los que contratan una póliza de vida, por lo que se benefician de una serie de ventajas, entre ellas que pagan una cifra menor. En edades avanzadas es más caro porque aumenta el riesgo que se asegura.

    Ventajas de contratar una de póliza de vida si eres joven

    • Primera ventaja: Si contratas una póliza de vida siendo joven, la principal ventaja es que vas a poder ahorrar. Las primas son más bajas por lo tanto la cuantía anual a pagar será mejor.
    • Segunda ventaja: Ventajas tributarias, lo que quiere decir que, el capital contratado no está obligado a tener des cuentos tributarios a causa de la herencia.
    • Tercera ventaja: Es inembargable. Si al propietario le pasará algo el capital contratado no responde con las deudas del mismo.

    importancia-seguro-vida

    ¿Qué tipos de seguros de vida existen?

    Seguros hipotecario por la duración de la prima

    • Seguro hipotecario de prima anual: Es el más habitual. La prima o cuota se paga por adelantado cada año y cada año se revisa el coste en función del capital pendiente y de la edad asegurado.
    • Seguro de vida hipotecario de prima única: Es el que se contrata cuando se pide una hipoteca. Se contrata el seguro  pagando la prima de forma anticipada por un número de años que puede o no cubrir todos los años del préstamo.

    Seguros hipotecario por el capital asegurado

    • Seguro hipotecario de capital pendiente: Es el más frecuente y el que más beneficia al asegurado ya que ve disminuida la prima año a año. En este caso el seguro se actualiza cada año en función de la deuda pendiente con el banco.
    • Seguro hipotecario de capital total: La cantidad del seguro hipotecario no varía, es constante en el tiempo. Esta modalidad supone que aunque disminuya el capital pendiente no se reduce la prima o cuota. En caso de fallecimiento, el banco solo debería quedarse con la parte pendiente del crédito y el resto de la cantidad percibida por el seguro debería ser para el asegurado o sus herederos.

    Banner Mi Poliza

    ¿Cómo elegimos un seguro de vida? ¿Qué factores hay que tener en cuenta?

    Para saber cómo elegir un seguro de vida hay que tener en cuenta determinados factores para saber cuál te conviene más:

    1. Tenemos que elegir un seguro que tenga las coberturas que más nos convengan. Una póliza que nos proporcione seguridad familiar frente a situaciones donde se pierde o disminuye la posibilidad de tener ingresos.
    2. Debemos conocer las distintas modalidades de contratación antes de elegir un póliza de vida.
    3. La suma asegurada para una cobertura debe ser equivalente a los gastos básicos de una familia para tres o cinco años. Este se supone que es el tiempo que tardaría una familia en volver a tener estabilidad económica tras algún fallecimiento o incapacidad.
    4. Hay que tener en cuenta a los beneficiarios. Al contratar una póliza de vida cabe la posibilidad de designar uno o más beneficiarios. Cuando se decide que es más de uno, también hay que determinar cómo se va a dividir el dinero. También es posible designar un beneficiario secundario en caso de que el primario fallezca antes que el asegurado.

    Para determinar cómo elegimos una póliza de vida debemos tener en cuenta estos cuatro factores principales que nos ayudaran con la toma de decisiones.

    ¿Cuánto cuesta una póliza de vida?

    El precio de nuestra póliza dependerá de cómo elegimos el seguro, es decir, del tipo de seguro que elegimos. En función  del tipo de cobertura que contratemos el seguro será más caro o más barato.

    También hemos de tener en cuenta el capital que vamos asegurar, contra más elevado sea más alta será la prima que tengamos que pagar. Aproximadamente, si el capital es de 100.000 €, anualmente la prima será más alta, entre unos 200 o 250 euros al año por la contratación de nuestra póliza de vida.

    Para hacer un cálculo aproximado de cuanto nos puede costar una póliza de vida puede consultar nuestra web y hacer una aproximación del gasto que puede suponer para el asegurado al año el contratar este servicio.

    ¿Qué significa ser beneficiario en un seguro de vida?

    beneficiarios-seguro-vida

    Una vez que sabemos cómo elegir nuestro seguro, hay una serie de conceptos que deben quedar claros, entre ellos el concepto de beneficiario.  El concepto de beneficiario hace referencia a la persona o personas que ha designado el asegurado para que en caso de fallecimiento reciban el pago de la póliza contratada.

    Los beneficiarios pueden ser designados por el asegurado de forma expresa ,cuando el asegurado los designa con nombres y apellidos, o de forma  genérica, cuando el asegurado no hace la designación refiriéndose a personas concretas, sino que sólo indica su parentesco, por ejemplo: hijos, cónyuge, herederos, sobrinos, etc.

    La designación del beneficiario o beneficiarios del seguro de vida se puede cambiar en cualquier momento siempre y cuando la póliza esté en vigor. Para llevarlo a cabo existen dos procesos:

    • Mediante comunicación escrita a la aseguradora o mediador de seguros para que cambien a la persona o personas designadas a percibir la prima.
    • Indicándolo expresamente en el testamento.

    En definitiva, a la hora de preguntarnos cómo elegir una póliza de vida debemos tener en cuenta los factores que anteriormente hemos detallado, sin olvidar que Mi Póliza podrá ayudarte a calcular el precio de tu seguro y también asesorarte acerca de cuál es la póliza que más se ajusta a tus necesidades y con la que vas a estar más cómodo.

    Published by:
  • ¿Qué es un siniestro en seguros? ¿Cómo gestionarlo, y qué fases de tramitación debes de seguir?

    El concepto de siniestro seguros está directamente relacionado con los riesgos incluidos en el contrato de seguro o póliza emitida por las compañías de seguros para que éstas hagan frente a  determinados riesgos potenciales sobre bienes o personas, o ambas, dependiendo de las condiciones y cláusulas de cada seguro.

    Existen diferentes acepciones de la palabra siniestro, pero la definición de siniestro en seguros hace referencia al hecho imprevisto, accidental y súbito cuyas consecuencias o daños y perjuicios estén cubiertos por un contrato de seguro siempre durante la vigencia de la correspondiente póliza.

    Los daños y perjuicios producidos por una misma causa se deben considerar integrados en un único siniestro, y dentro de las obligaciones de las aseguradoras está el cubrir las cuantías económicas mediante entregas monetarias y/o prestación de los servicios amparados por la póliza.

    ¿Qué hacer en caso de siniestro?

    Para tener derecho a la prestación garantizada por las empresas aseguradoras, el tomador o propietario de la póliza de seguro, debe comunicar a la aseguradora en el plazo determinado por ésta lo que ha sucedido y genera el derecho a una compensación, en el correspondiente impreso de declaración, o por los medios que cada aseguradora tenga establecidos.

    También el tomador de la póliza de seguro, con independencia de que también sea o no el asegurado, tiene que facilitar a la compañía toda la información que se le requiera, y permitir que se realicen todas las comprobaciones necesarias, porque las aseguradoras siguen unos procedimientos y vías a la hora de determinar si existe fraude o mala fe por parte del asegurado con intención de beneficiarse ilegalmente de un suceso voluntario o no incluido en las condiciones de la póliza.

    Pero si además de saber concretamente qué debes hacer en caso de siniestro, también tienes curiosidad por conocer qué pasa una vez que has entregado la declaración y qué sucede mientras en las compañías aseguradoras y las fases por las que pasa tu reclamación, a continuación en Mipóliza, te lo vamos a contar.

    Banner Mi Poliza

    Fases de tramitación de un siniestro

    Tras la comunicación de un siniestro o accidente a tu agencia de seguros, se producirán las siguientes fases o pasos

    • Inicialmente se abrirá un expediente con la información aportada en tu declaración de siniestro, en la que debe constar fecha del suceso, lugar, descripción completa de lo sucedido, daños producidos, testigos, etc…, ya que será la primera noticia que recibe la aseguradora sobre tu problema. Dentro del expediente, las empresas aseguradoras incluyen además de la información inicial, todos los datos, estudios y revisiones que se vayan generando posteriormente y hasta el cierre final.
    • A continuación la agencia de seguros, con toda la información aportada, realizará un estudio y valoración inicial.
    • Después se producirá una revisión de las garantías cubiertas, y de los aspectos fundamentales en la ocurrencia de los hechos concretos del siniestro de seguro, valor de los costes y estimación de la cuantía a indemnizar para llegar a una conclusión.
    • Finalmente, el seguro te comunicará si aceptan o rechazan el siniestro, y los motivos que han determinado su decisión.
    • En algunos casos, la tramitación se puede llegar a alargar durante un mayor período de tiempo, y esta situación se produce cuando la agencia de seguros debe aclarar ciertas dudas sobre el siniestro, y decide realizar un estudio más detallado con la intervención de un perito que es un técnico encargado de realizar una investigación profunda para determinar causas y consecuencias a la hora de hacer frente a coberturas por parte de las empresas aseguradoras.
    • En éste caso tras el informe del perito pueden suceder tres cosas:

    Que la compañía acepte el siniestro de seguro, y realice la oportuna liquidación económica o de prestación de servicios a favor del tomador.

    Que la agencia de seguros actué como en el caso anterior pero decida expulsar al tomador de su aseguradora rescindiendo el contrato con un asegurado al que no desea prestar sus servicios coincidiendo con la fecha de vencimiento anual.

    Y por último puede suceder que la aseguradora rechace el siniestro por no corresponder el pago a las coberturas contratadas e la póliza.

    En el caso de siniestros en los que existe una franquicia en la póliza, las entidades aseguradoras tampoco correrán con la cobertura de gastos o servicios cuyo importe sea igual o inferior a la cuantía fijada en la franquicia.

    seguro-siniestro-legalidad

    En cualquier caso, te recordamos que como tomador de una póliza, tienes derecho a informarte en cualquier momento de la situación de un siniestro declarado.

    Y ahora que ya conoces todo lo que debes saber sobre el siniestro seguros, y los pasos a seguir, si quieres un nuevo seguro online, utiliza nuestro comparador seguros hogar, vehículos, salud y mucho más, en http://www.mipoliza.es/

    Published by:
  • ¿Cuál es la cobertura de los seguros de comunidades?

    Resulta natural que queramos tener el control, no sólo de los seguros que contratamos nosotros mismos (de vida, del hogar, etc.) sino también conocer con detalle las características y la cobertura de, por ejemplo, el seguro de comunidades. Muchas personas que residen en bloques de pisos organizadas en comunidades de vecinos desconocen qué cubre el seguro contratado por la Comunidad, de modo que aquí os aportamos algunas de sus claves generales.

    ¿Qué incluye el Seguro de Comunidades?

    Lo primero que hay que tener en cuenta es que el Seguro de Comunidades es de tipo multi-riesgo: esto significa que sus características y cobertura pueden variar bastante según cuál sea la aseguradora y los diferentes productos que ofrezca.

    En términos generales, consideraríamos la cobertura de lo que entendemos por “edificio”: esto no solamente incluye la construcción fija, sino también los elementos decorativos que forma parte de ella. Se tienen en cuenta, no sólo el edificio principal, sino también aquellas construcciones anexas que pueda haber siempre y cuando estén dentro de la propiedad del territorio de quien contrata el seguro. Además, también se tienen en cuenta todos aquellos elementos “que forman parte de la comunidad” como serían el mobiliario común o la decoración perteneciente a las áreas comunitarias del edificio.

    Banner Mi Poliza

    ¿Qué no incluye el Seguro de Comunidades?

    Principalmente, este tipo de seguros no incluye los daños que tengan como procedencia determinados actos o eventos: esto significa que fenómenos naturales tales como terremotos, huracanes, tempestades, inundaciones o incluso sucesos de mayor rareza como la caída de entes siderales (aerolitos) o desastres de tipo nuclear no entrarían dentro de la cobertura. Tampoco se tienen en cuenta posibles actos de mala fe llevados a cabo por la persona asegurada, así como tampoco representaciones violentas tales como motines, tumultos de carácter popular o desperfectos producidos por manifestaciones y huelgas.

    En algunos de estos casos excluidos de la cobertura del seguro, correspondería al Consorcio de Compensación de Seguros determinar que la póliza se haga cargo de aquellos, en principio, excluidos (desastres de tipo natural y desperfectos ocasionados por tumultos). En ningún caso se cubrirán los actos de mala fe contra la construcción, por ejemplo.

    ¿Qué daños materiales cubre el Seguro de Comunidades?

    Si bien los hechos descritos en el punto anterior no entrarían en la póliza, al menos de forma inicial, existe otro listado de sucesos que sí lo estarían de forma básica por el seguro. De esta manera, se cubrirían los daños directos al edificio relativos a robos, expoliaciones y hurtos, a daños por agua, a incendios, rotura de cristales, sanitarios y otros elementos similares.

    La cobertura de todos estos daños evitaría, en muchos casos, la necesidad de invertir una gran suma en reforma de vivienda por parte de la comunidad para subsanar las áreas o instalaciones maltrechas. La póliza también incluiría otros servicios tales como los gastos asociados a acciones de salvamento y desescombro, tasas por la asistencia de la unidad de bomberos y gastos de alquiler asociados a la inhabilitación de viviendas/locales afectados por los sucesos.

    Published by:
  • ¿Qué es una mutua de seguros y en qué se diferencia de una compañía de seguros

    En el mundo de los seguros nos solemos encontrar varios tipos de pólizas que podemos contratar y hacerlo mediante diferentes empresas: como son el caso de la mutua de seguros o mediante una compañía de seguros. Pero entre ellas, hay claras diferencias tanto de formación de empresa como de beneficios para sus clientes que veremos a continuación.

    Contratar un seguro de coche es algo que se tiene que hacer sí o sí si se va a conducir, según la ley es obligatorio poseer uno y lo más importante, que esté en regla. Sin embargo, aunque es recomendable, no es obligatorio contratar un seguro médico o un seguro del hogar, por ejemplo.

    Aunque antes de comprobar sus diferencias, es necesario definir qué es cada una y en qué consisten una mutua de seguros y una compañía de seguros para ver cuál de ellas beneficia más a la hora de contratar y calcular tu seguro.

    ¿En qué consiste una mutua de seguros?

    Este tipo de entidad surgió a principios del siglo XX en Europa. La principal característica de una mutua de seguros es que se tratan de entidades sin ánimo de lucro y están constituidas bajo unos principios basados en la solidaridad.

    Cualquier persona se puede unir de forma voluntaria a una mutua de seguros y tener acceso a los servicios basados en la confianza y la reciprocidad. A estas personas o socios, se les llama mutualistas y tienen como deber contribuir a la financiación de la mutua de seguros con una cuota mensual, aunque depende del tipo de mutua de seguros a la que se pertenezca.

    Con esta cantidad  que aportan los mutualistas, la entidad brinda una serie de servicios a aquellas personas que forman parte y que los necesiten, como por ejemplo, en caso de accidente o ante la necesidad de cubrir cualquier otro daño ocasionado o pérdidas.

    mutua seguros firma de sociedad

    La tarifa y las bonificaciones que ofrece la mutua de seguros son muy competitivas para los socios mutualistas. Como hemos mencionado anteriormente, el objetivo principal de la mutua de seguros es maximizar los beneficios que se prestan a aquellas personas que se adhieren de forma voluntaria, es decir, a los mutualistas.

    Algunos principios básicos que son importantes destacar de la mutua de seguros son:

    • La adhesión a esta entidad sin ánimo de lucro es totalmente voluntaria
    • La organización en la que se basa es bajo una democracia.
    • Su neutralidad es institucional: religiosa, racial, política y gremial.
    • Su capitalización es social.
    • Ofrece ayudas para la integración para el desarrollo.

    Una mutua de seguros abarca muchos sectores, pero es cierto que surgió en el siglo XX con la idea de basarse en el sector automovilístico, al poco tiempo se sumaron los taxistas, con la “Mutua Madrileña del Taxi” y los agricultores con la “Mutua de Propietarios de Fincas Rústicas Españolas” y demás sectores minoritarios a los que les podría ser útil estos servicios abonando, eso sí, la cuota establecida por la mutua de seguros.

    Con el paso de los años, la necesidad de formar parte o de la creación de una asociación de sectores ido disminuyendo. Sin embargo, sigue siendo uno de los ejemplos de colaboración entre personas de un mismo sector que es importante y tiene beneficios considerables. Sobre todo, para aquellos sectores minoristas, como es el caso del sector motero en España.

    Banner Mi Poliza

     

    Tipos de mutua de seguros

    Este tipo de entidades pueden operar de prima fija o prima variable. Ambas son aseguradoras sin ánimo de lucro pero ¿en qué se diferencian realmente?

    • Mutuas a prima fija: Tienen por objeto la cobertura a sus socios mediante una cuota fija previamente de que se ocurra algún tipo de siniestro.
    • Mutuas a prima variable: Se basan en el principio de reprocidad. Es decir, los mutualistas deben abonar una derrama con posterioridad a los siniestros.

    ¿En qué consiste una compañía de seguros?

    Una compañía de seguros o también llamadas entidades asegurados privadas son empresas cuya actividad económica se basa en la privacidad. Es decir, no son sin ánimo de lucro como la mutua de seguros, sino todo lo contrario. Su objetivo es obtener el máximo beneficio posible.

    A la hora de contratar un seguro de coche o cualquier otro tipo de seguro, tienes que tener en cuenta que las compañías de seguro se basan en varios factores, concretamente, en más de 15, entre los que podemos destacar: la edad, experiencia al volante, el uso que se le va a dar al coche, u potencia o incluso el historia de la conducción del conductor al que se va a asegurar.

    Tipos de compañías de seguros

    Los expertos en la materia hacen una clara diferencia dentro de la compañía de seguros dividiéndola en dos tipos:

    • Compañía de seguros tradicionales: Disponen de una gran red de agentes comerciales que básicamente, se dedican a vender una serie de seguros para coches o seguros de salud, entre otros, para conseguir así un trato más personal.
    • Compañía de seguros directa: Este tipo de compañía de seguros, las aseguradoras directas, tienen un trato directo con el cliente. Es decir, no necesitan de agentes comerciales para tratar con ellos. Además, prescinden de oficinas de representación y el medio por el cual consiguen ventas es por teléfono, email o como la mayoría de ellas, a través de su página web.

    Tanto la mutua de seguros como la compañía aseguradora están reguladas por la ley, sin embargo, hemos podido comprobar que existen algunas diferencias tanto en la forma jurídica que tiene cada una de ellas como en el trato con los usuarios que disfrutan de sus beneficios.

    Cómo encontrar la mejor compañía de seguros

    Como hemos destacado anteriormente, las compañías de seguros tienen en cuenta varios factores para determinar el precio final del seguro a contratar. Cada caso es distinto y de ahí la importancia de calcular el seguro de coche para conseguir la póliza que más se adapte a ti, a las necesidades que debes cubrir y que te ofrezca las mejores garantías.

    Contratar un seguro de coche es obligatorio si vas a conducir cualquier vehículo según la ley que así lo obliga. Una vez que conozcas todos tipos de compañías de seguros y su diferencia con la mutua de seguros, es hora de comprar. Para ello no es necesario informarte empresas de seguros por empresa de seguros, sino que hoy en día existen muchos tipos de webs que se dedican a comparar precios de seguros en función de necesidades, como Mipoliza.

    Hacerlo es muy sencillo, solo necesitas introducir tus datos de conductor y del vehículo que se desea asegurar en la web. En Mipoliza, por ejemplo, te ofrece una variedad de resultados a tiempo real. Realiza una comparativa de seguros de una manera, rápida, sencilla y fácil ya que tiene acceso a las mejores opciones que hay en el mercado de seguro de coche o cualquier otro tipo.

    En este tipo de webs se pueden calcular el seguro de coche con la Muta Madrileña, AXA, DKV, ASISA. Seas de la compañía de seguros que seas, se puede calcular el valor de la próxima renovación o si vas a contratar un seguro nuevo.

    mutua de seguros contrato

    Tipos de seguros que puedes contratar

    En el ámbito de los seguros existen una gran variedad de distintos tipos de seguros a contratar. Lo podemos clasificar a grandes rasgos por:

    • Tipo de riesgo: personales, materiales, patrimoniales.
    • Tipo de asegurado: particulares, empresas.
    • Número de asegurados: individual o colectivo.
    • Clase de riego: sencillos, industriales.
    • Tipo de prima: terrestres, marítimos o aéreos.

    Pero como sabrás, lo podemos dividir en función a lo que cubren:

    • Personales: en esta clasificación entrarían los seguros de vida, seguro de accidentes, enfermedad, de enterramiento o decesos.
    • Materiales: seguro de incendio, seguro de robo, de transporte, de automóvil, seguro agrícola.
    • Patrimoniales: seguros de responsabilidad civil, es decir, aquellos que cubren los daños ocasionados a terceras personas, como vimos en el post anterior.
    • Colectivos: al contario que los seguros individuales, protegen a un grupo, no a una sola persona.
    • Seguros industriales: son aquellos que hacen referencia al riesgo en incendio en empresas o algún otro espacio de carácter industrial, como es el caso de fábricas o teatros, por ejemplo.

    También es importante destacar que existe la posibilidad de contratar una modalidad de seguro combinado, es decir, contratar varios tipos de seguros y que cubran varios riesgos en una única póliza.

    mutua de seguros o compañias diferencias

    Si estás en la temporada  de querer renovar o contratar un seguro de coche, es conveniente que investigues y te informes sobre qué es mejor si contratar tu póliza mediante una mutua de seguros o mediante una compañía de seguros. Además de saber cuál es el seguro que más te conviene dependiendo de los daños que quieras asegurar.

    Debido a la gran demanda, y sobre todo, a la variedad de oferta, los precios son muy dispares. Por ello, nuestra recomendación es calcular tu seguro de coche o cualquier otro tipo de seguro.

    El principal objetivo de las compañías de seguros es  en definitiva, proporcionar el producto más adecuado que se ajuste a las necesidades y características de cada cliente, ofreciendo siempre las mejores garantías.

    Published by: