• ¿Qué es el reaseguro, como funciona, qué características presento y que tipos existen?

    En palabras sencillas: el seguro del seguro. Si queremos obtener una definición más técnica podemos acudir a Ley de contrato de seguro (Art 77, pg 23) o acudir al convenio de seguros y reaseguros de 2017. Pero si queréis entender en profundidad como nos afecta esto a la hora de contratar un seguro, te invito a que sigas leyendo este blog

    ¿Cómo funciona?

    Para entenderlo de manera sencilla, os pondremos un ejemplo del día a día. Cuando le vendes tu casa a una persona, te aseguras de que esa persona sea solvente. ¿ Aceptarías un cheque de alguien que no tiene fondos? No deberías hacerlo.  Si lo enfocamos desde el punto de vista del seguro, cuando contratamos una póliza de seguro, nos debemos de asegurar de que en caso de que suframos una incidencia, este podrá cubrirnos la parte de la indemnización que se estipuló en el contrato que firmamos. Imagina que vas a pedir al seguro que te de la indemnización por tu coche y resulta que este no puede hacerse cargo.  El seguro necesita “asegurar” que podrá cubrir la indemnización del siniestro que sufras, y es aquí donde aparece la figura del reaseguro.  No obstante, no debemos olvidar de que en caso de sufrir un siniestro, no podemos exigir a la compañía reaseguradora nuestra indemnización, pues esta asegura a la compañía aseguradora, no al que contrata el seguro de forma individual. Sin embargo  en caso de que nuestra compañía de seguros se encontrase en proceso de liquidación, ya sea de forma voluntaria o de forma forzosa, son los asegurados los que tienen prioridad sobre el saldo (Siempre y cuando este sea positivo) que arroje la cuenta del asegurador con el reasegurador.

    firma de seguros

    Ejemplo práctico:

    • Yo, Elisa, contrato el seguro de la compañía B, que a su vez  tiene un contrato de reaseguro con la compañía C
    • Tres meses más tarde, mi casa es arrasada por un incendio.
    • Yo, Elisa, nunca podré exigir a la compañía C la indemnización por el incendio de mi casa. La compañía de seguro B tiene un contrato de reaseguro con la compañía C en la cual se estipula que parte de la cantidad de la indemnización que me corresponde por el incendio de mi casa pagará cada una, contrato independiente al que yo, Elisa, firmé con la compañía B
    • En caso de que fuera a solicitar la indemnización y la compañía B se encontrara en proceso de liquidación, yo tendría preferencia para obtener mi indemnización del dinero que quedase tras la liquidación de la compañía.

    Banner Mi Poliza

    ¿Qué características presenta?

    Las características de este contrato quedan establecidas en la definición anterior:

    • El contrato de seguro y de reaseguro con completamente independientes
    • La compañía aseguradora (Compañía B) puede suscribir uno o varios contratos para asegurar para la misma póliza ( Compañía C, D , E …)
    • La elección de la de la compañía reaseguradora por parte de la compañía de seguros se hará en base a las necesidades de esta última
    • La principal característica de este tipo de contratos es aumentar la solvencia de las compañías de seguros y reducir los riesgos de manera sensible. Ejemplo práctico: Si explotase una fábrica nuclear y todas las casas de alrededor tuvieran el mismo seguro del hogar, estas pólizas aseguran a la compañía aseguradora poder hacerse cargo de lo establecido en el contrato previo

    ¿Qué tipos de seguros y reaseguros existen?

    Esta figura jurídica se puede clasificar en función del riesgo que asume la compañía reaseguradora, siguiendo el ejemplo anterior, qué porcentaje de la indemnización por nuestra casa quemada corresponde pagar a la empresa reaseguradora, existiendo la forma parcial o total. Este último es prácticamente inexistente en el mundo jurista, pues la naturaleza del contrato se basa en compartir los riesgos del siniestro sucedido y no en que toda la indemnización la pague la empresa reaseguradora.

    Otra forma para la clasificar los tipos es en base a dos criterios:

    • Si la compañía reaseguradora paga un porcentaje del siniestro o una cuota fija a partir de una determinada cantidad de indemnización. En base al anterior ejemplo, la compañía reaseguradora podría pagar , por ejemplo, un 15% del total de la indemnización que me corresponda ( Si me corresponde 10000 euros, la compañía con la que yo contrato el seguro me daría íntegra esta cantidad, pero 1500 euros se los habría abonado la compañía reaseguradora)
    • Si la compañía paga una cantidad fija cuando la indemnización supere una cantidad concreto (Por ejemplo:  Si la indemnización supera los 10000 euros, la compañía reaseguradora aportará 3500)

    hacer un seguro de tu seguro

    Si quieres saber más en profundidad cómo funcionan este tipo de contratos, puedes consultar la web de Mi Póliza , y calcular el seguro que mejor se adapte a tus necesidades

    Published by:
  • ¿Qué es, en qué consiste y cómo hacer la reclamación de seguros? Vías de reclamación y consejos

    El hecho de contratar una póliza de seguro para la casa, el coche, o salud, entre otras, produce la tranquilidad de saber que se estará cubierto ante determinadas circunstancias producidas por un siniestro, pero como en todo tipo de relaciones contractuales, existen situaciones que producen controversia entre las partes, lo que habitualmente supone que la aseguradora rechaza una indemnización, reparación, o reposición, con el consiguiente mal estar del asegurado, que en muchas ocasiones no sabe por dónde empezar a la hora de hacer una reclamación de seguros.

    Tanto si te estás planteando realizar una reclamación seguro hogar, como si no sabes cómo realizar una reclamación a tu seguro de coche, aquí te explicamos todo lo que puedes hacer, y qué pasos debes de seguir.

    Banner Mi Poliza

    1. Cuando tu compañía te rechaza un siniestro, y no estás nada conforme con la decisión, en primer lugar te recomendamos que leas atentamente todo el condicionado de tu póliza y los datos del contrato, para ver si realmente existe algo que no has leído correctamente, etc…
    2. Si después de contrastar la información, sigues dispuesto a hacer la reclamación, tienes que saber que en reclamación seguros, cuentas con un plazo de dos años desde que se produjo el hecho, y que la reclamación la puede realizar tanto el tomador de la póliza, como el asegurado, beneficiario y hasta los perjudicados.
    3. A la hora de presentar una reclamación de seguros existe una primera opción que consiste en dirigirte a la compañía directamente, con una carta reclamación seguro en el que expliques tu descontento con la atención recibida, y los motivos de desacuerdo con las determinaciones adoptadas por ésta, o acudir a la agencia o persona con la que contrataste la póliza, para que actúe guiándote en el proceso de reclamación aseguradora.
    4. Si tras realizar uno de estos dos pasos sigues sin obtener ninguna solución satisfactoria, a continuación puedes dirigirte al Defensor del Asegurado de la compañía, que es un ente del que deben disponer todas las compañías al servicio de sus clientes, y cuyas decisiones obligan a las aseguradoras. Para realizar éste trámite, tienes que redactar un escrito en el que consten todos los datos de la póliza como número, fecha de validez, datos del asegurado, así como explicar detalladamente los motivos que han llevado a practicar la reclamación aseguradora, tras la presentación en el departamento o ante la persona que no te ha dado una respuesta satisfactoria, indicando también éste dato, además de presentar documentación adjunta que pruebe los motivos de la queja. Esta vía de reclamación de seguros no se puede utilizar si ya se están empleando otras que veremos a continuación. El modelo reclamación seguro se debe enviar por algún tipo de medio que permita poder demostrar su envío mediante comprobante, tal como certificado con acuse de recibo o burofax. Para realizar el escrito puedes buscar algún modelo carta reclamación seguro online. La respuesta del Defensor del asegurado se debe producir en un plazo máximo de dos meses desde que presentas tu reclamación.
    5. Otra vía es dirigir un escrito a la Dirección General de Seguros reclamaciones, y en concreto al Comisionado para la Defensa del Asegurado, que es otro órgano de defensa al servicio de los clientes de las aseguradoras, pero en éste caso, las soluciones decididas por ésta entidad no son vinculantes para las compañías que pueden rechazarlas, obligándote así a tomar otras posibles decisiones. Este organismo se dedica a asesorar a los clientes en sus reclamaciones ante las compañías de seguros, tramitando las quejas que hace llegar a los responsables dentro de las aseguradoras, además de contestar consultas de los consumidores de productos de seguro, pero como ya hemos comentado no tiene fuerza sobre las compañías para hacer cumplir sus criterios. El plazo de contestación del Comisionado para la Defensa del Asegurado es de cuatro meses.
    6. Otra posible alternativa en la reclamación de seguros, es recurrir a la vía arbitral evitando trastornos y gastos de un procedimiento judicial, además de aligerar las soluciones al no pasar por esos lentos procesos. Para recurrir a la vía arbitral deberás presentar tu escrito en una asociación de consumidores y usuarios, una oficina de atención al consumidor de tu comunidad autónoma, y ante la Junta Arbitral de Consumo de tu ayuntamiento. En una asociación de consumidores, podrás asesorarte sobre las vías a seguir por su larga experiencia en situaciones similares, y te aportarán modelos de carta reclamación seguro por daños.
    7. Si después de agotar todos los pasos, sigues sin conseguir una solución aceptable, no tendrás más remedio que recurrir a la vía judicial en la reclamación seguros, o desistir.

    En el caso de presentar una demanda judicial, deberás de atenerte al fallo acordado en sentencia, eliminando la posibilidad de realizar otros pactos que no estén contemplados por la Ley.

    compensación reclamación seguro

    A la hora de presentar una reclamación en los tribunales de justicia, existen dos posibilidades que son reclamar por daños materiales, o por lesiones, para lo cual deberás presentar la demanda en el Juzgado de Primera Instancia, dentro de los plazos señalados. En caso de recurrir la sentencia tendrás que hacerlo en la Audiencia Provincial en los plazos fijados para cada caso.

    Si quieres cambiar de compañía de seguros, mira y compara las mejores opciones con nuestro buscador.

    Published by:
  • ¿Qué es el seguro obligatorio? Tipos y coberturas más habituales

    El seguro obligatorio es aquel que se aconseja que todo el mundo al comprarse un coche lo deje contratado.

    La cobertura de este seguro es tanto material como de viajeros. Esto quiere decir que el seguro básico cubre hasta 70 millones de euros de daños personales y 15 millones de euros en caso de daños materiales a nuestro vehículo u otros vehículos que hayan podido verse implicados con el mismo en un siniestro. Esta situación se dará siempre y cuando no seas considerado culpable del accidente, ya que en ese caso, al tratarse de un seguro básico, la compañía aseguradora no responderá ante tus daños personales y los de tu vehículo. Solo cubrirá los daños que hayas provocado a otros conductores, es decir, a terceros. Esta modalidad de seguro obligatorio es la mínima exigida por la legislación vigente Sin este seguro no se debe circular, ya que podemos arriesgamos a quedarnos totalmente expuestos  a ser multados en el caso de que se produzca algún accidente o que nos paren para un control rutinario, con las pertinentes consecuencias que ello conlleva.

    ¿Qué coberturas ofrece el seguro obligatorio?

    La cobertura principal del seguro obligatorio es cubrir los daños ocasionados  a terceros en un accidente de tráfico.

    Estos daños pueden ser personales, que serían los daños producidos a los ocupantes del vehículo sin culpa; o de bienes materiales, son los daños ocasionados al propio coche que no ha tenido culpa alguna en el siniestro.

    El seguro obligatorio se encarga de cubrir las indemnizaciones por estos daños tanto personales como materiales.

    Tener contratado el seguro obligatorio en tu coche te proporciona tranquilidad en el caso de que tenga lugar algún siniestro en el que nosotros estemos implicados o incluso tengamos la culpa. En el caso de accidente, es tu aseguradora la que asume toda la responsabilidad, en cambio, si decidimos ir sin seguro las responsabilidad correrán a cuenta de tu bolsillo.

    Existen dos tipos de indemnización:

    1. Indemnización por daños personales: Los daños provocados a causa de un accidente en el que ha habido víctimas o personas afectadas. En este caso la indemnización no puede ser superior a los 70 millones de euros, independientemente si existe una relación de parentesco entre las personas implicadas o afectadas.
    2. Indemnización por daños materiales: En este caso, el seguro obligatorio se hará cargo de todo lo que no implique más de 15 millones de euros, eso sí, teniendo en cuenta que no exista hasta un tercer grado de consanguinidad entre el asegurado y el conductor del vehículo no culpable.

    seguros-obligatorio

    ¿Es lo mismo el seguro obligatorio que el SOAP?

    Se podría decir que no son los mismos, ya que el SOAP, (Seguro Obligatorio de Accidentes Personales), únicamente cubre los daños personales, es decir las muertes o lesiones corporales de las personas implicadas. La cobertura también incluye gastos médicos, de transporte sanitario, los de hospitalización y atención médica, además de los gastos farmacéuticos y de rehabilitación de las víctimas. Este tipo de Seguro  obligatorio, únicamente está enfocado a la atención de víctimas en un accidente de tráfico, lo que quiere decir es que no cubre los daños materiales ni de tu vehículo ni el de la otra persona implicada en el caso de que la hubiera. El SOAP es obligatorio porque todas las personas que tenga, desde cero años hasta una avanzada edad, deben de ir protegidos en cualquier medio de transporte, ya sea en moto o en coche.

    ¿Cuáles son los montos de cobertura?

    Los montos que debe cubrir el seguro obligatorio de accidentes personales, de acuerdo a la Ley 18.490, son los siguientes:

    • Muerte: 300 unidades de fomento
    • Incapacidad permanente parcial: Hasta 200 unidades de fomento
    • Incapacidad permanente total: 300 unidades de fomento
    • Gastos médicos: Hasta 300 unidades de fomento

    Hay que tener en cuenta que las indemnizaciones no son acumulables, es decir, si uno de los implicados en el accidente sufre incapacidad total, la indemnización no podrá superas las 300 unidades de fomento, incluyendo los gastos médicos.

    ¿Qué no cubre el SOAP?

    El SOAP no cubre los siguientes aspectos:

    • Los daños al vehículo, este tipo de seguro únicamente es para personas físicas. Si lo que deseamos es que cubra los daños del cobre deberíamos contratar un seguro obligatorio a terceros.
    • Accidentes y lesiones autoinferidos (suicidios o accidentes causados de forma consciente).
    • En el caso de que el accidente sea producto del estado de la carretera u otro tipo de competencia automovilística, la cobertura del SOAP no se activa.
    • Cuando el accidente sucede fuera del territorio nacional.

    Banner Mi Poliza

    ¿Cómo se debe efectuar el cobro del seguro obligatorio de accidentes personales?

    Las indemnizaciones del SOAP se pagan al beneficiario siempre y cuando demuestre su implicación en el accidente. El plazo será de 10 días desdese presenta en la Compañía de Seguros el certificado de denuncia  y de las boletas de los gastos médicos.

    Los pasos  a seguir son los siguientes:

    • Avisar a un servicio de urgencia, para ser atendido por las lesiones físicas (conductor, pasajero, peatón, ciclista, motorista) especificando que es accidente de tráfico.
    • Realizar la denuncia a la policía. Para ello debe conocer la patente del vehículo. Sin este dato es imposible identificar un vehículo involucrado.
    • Solicitar certificado otorgado por el tribunal competente o el Ministerio Público, en el cual se consignen los datos del accidente de tráfico.
    • Denunciar el siniestro ante la compañía de seguros.
    • Guardar los certificados y boletas de gastos médicos en los que haya incurrido a causa del accidente, así como el documento emitido por el juzgado o fiscalía. Hay que presentarlos en la compañía de seguros para que reembolsen la parte que corresponde.

    ¿Cuál es el plazo para reclamar la indemnización ante el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales?

    El plazo de reclamación es de un año desde la fecha en que tuvo lugar el accidente o a partir del fallecimiento del accidentado siempre y cuando haya ocurrido dentro del año siguiente a la fecha del siniestro. Las condiciones pueden variar en función del caso.

    En el caso de sufrir incapacidad permanente, podremos reclamar un año después desde la fecha de emisión del certificado médico.

    La compañía de seguros deberá pagar en un plazo de 10 días desde la presentación de los antecedentes del accidente.

    ¿Qué hay que tener en cuenta al a hora de contratar un Seguro Obligatorio?

    cobertura de un seguro soap

    Las distintas compañías de seguros obligatorios ofrecen una gran diversidad en cuanto a los precios, en función de la cobertura del seguro que deseemos contratar, es decir, no es lo mismo contratar un seguro a terceros a secas que un seguro a terceros PLUS, que nos va a cubrir algún detalle más que el otro.

    La ventaja del seguro obligatorio es que dentro de la misma póliza puedes ir añadiendo lo que tú desees, los extras que consideres necesarios o que te vayan a servir para un futuro.

    Algunos de los datos a tener en cuenta para que la compañía aseguradora determine el precio final de nuestro seguro obligatorio son:

    • Edad del conductor
    • Años de experiencia con el carnet
    • Haber tenido contratado otro seguro anteriormente sin partes de culpable
    • El código postal de la zona donde va a circular el vehicula de forma habitual
    • El uso que se le va a dar al vehículo

    Por estos datos, el precio de cada seguro obligatorio varía en cada conductor, cada uno tiene una situación diferente al resto. En MiPoliza te ofrecemos la posibilidad de calcular el precio de tu seguro en función a las necesidades que quieras  satisfacer con tan solo consultar nuestra web. Si tienes alguna duda o consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte.

    Published by:
  • Algunos trucos y consejos sobre cómo elegir un seguro de vida de forma efectiva, rápida y sencilla

    ¿Cómo elegir un seguro de vida? Es una pregunta que más de uno se ha hecho alguna vez. Para elegir un póliza de vida hay que tener en cuenta una serie de factores que a día de hoy son importantes para toda persona que decida contratar uno de estos seguros. A continuación os ofrecemos algunos trucos y consejos acerca de cómo podemos elegir un seguro de vida y que tenemos que tener en cuenta a la hora de solicitarlo.

    ¿Qué es un seguro de vida?

    Una póliza de vida es un seguro que cubre el riesgo de muerte, supervivencia e incapacidad. Estos seguros cubren la existencia, integridad o salud de las personas.

    La parte fundamental de loas pólizas de vida es que cubren una prima estipulada para poder recibir en caso de fallecimiento o incapacidad una cuantía que supla la falta de ingresos asegurados.

    ¿Quién contrata un seguro de vida?

    Una póliza normalmente es contratado por personas que estaban entradas en edad avanzada y que por miedo a perderlo todo hacían una póliza de seguros. La verdad es que a día de hoy cada vez son más los  jóvenes entre 25 y 40 años los que contratan una póliza de vida, por lo que se benefician de una serie de ventajas, entre ellas que pagan una cifra menor. En edades avanzadas es más caro porque aumenta el riesgo que se asegura.

    Ventajas de contratar una de póliza de vida si eres joven

    • Primera ventaja: Si contratas una póliza de vida siendo joven, la principal ventaja es que vas a poder ahorrar. Las primas son más bajas por lo tanto la cuantía anual a pagar será mejor.
    • Segunda ventaja: Ventajas tributarias, lo que quiere decir que, el capital contratado no está obligado a tener des cuentos tributarios a causa de la herencia.
    • Tercera ventaja: Es inembargable. Si al propietario le pasará algo el capital contratado no responde con las deudas del mismo.

    importancia-seguro-vida

    ¿Qué tipos de seguros de vida existen?

    Seguros hipotecario por la duración de la prima

    • Seguro hipotecario de prima anual: Es el más habitual. La prima o cuota se paga por adelantado cada año y cada año se revisa el coste en función del capital pendiente y de la edad asegurado.
    • Seguro de vida hipotecario de prima única: Es el que se contrata cuando se pide una hipoteca. Se contrata el seguro  pagando la prima de forma anticipada por un número de años que puede o no cubrir todos los años del préstamo.

    Seguros hipotecario por el capital asegurado

    • Seguro hipotecario de capital pendiente: Es el más frecuente y el que más beneficia al asegurado ya que ve disminuida la prima año a año. En este caso el seguro se actualiza cada año en función de la deuda pendiente con el banco.
    • Seguro hipotecario de capital total: La cantidad del seguro hipotecario no varía, es constante en el tiempo. Esta modalidad supone que aunque disminuya el capital pendiente no se reduce la prima o cuota. En caso de fallecimiento, el banco solo debería quedarse con la parte pendiente del crédito y el resto de la cantidad percibida por el seguro debería ser para el asegurado o sus herederos.

    Banner Mi Poliza

    ¿Cómo elegimos un seguro de vida? ¿Qué factores hay que tener en cuenta?

    Para saber cómo elegir un seguro de vida hay que tener en cuenta determinados factores para saber cuál te conviene más:

    1. Tenemos que elegir un seguro que tenga las coberturas que más nos convengan. Una póliza que nos proporcione seguridad familiar frente a situaciones donde se pierde o disminuye la posibilidad de tener ingresos.
    2. Debemos conocer las distintas modalidades de contratación antes de elegir un póliza de vida.
    3. La suma asegurada para una cobertura debe ser equivalente a los gastos básicos de una familia para tres o cinco años. Este se supone que es el tiempo que tardaría una familia en volver a tener estabilidad económica tras algún fallecimiento o incapacidad.
    4. Hay que tener en cuenta a los beneficiarios. Al contratar una póliza de vida cabe la posibilidad de designar uno o más beneficiarios. Cuando se decide que es más de uno, también hay que determinar cómo se va a dividir el dinero. También es posible designar un beneficiario secundario en caso de que el primario fallezca antes que el asegurado.

    Para determinar cómo elegimos una póliza de vida debemos tener en cuenta estos cuatro factores principales que nos ayudaran con la toma de decisiones.

    ¿Cuánto cuesta una póliza de vida?

    El precio de nuestra póliza dependerá de cómo elegimos el seguro, es decir, del tipo de seguro que elegimos. En función  del tipo de cobertura que contratemos el seguro será más caro o más barato.

    También hemos de tener en cuenta el capital que vamos asegurar, contra más elevado sea más alta será la prima que tengamos que pagar. Aproximadamente, si el capital es de 100.000 €, anualmente la prima será más alta, entre unos 200 o 250 euros al año por la contratación de nuestra póliza de vida.

    Para hacer un cálculo aproximado de cuanto nos puede costar una póliza de vida puede consultar nuestra web y hacer una aproximación del gasto que puede suponer para el asegurado al año el contratar este servicio.

    ¿Qué significa ser beneficiario en un seguro de vida?

    beneficiarios-seguro-vida

    Una vez que sabemos cómo elegir nuestro seguro, hay una serie de conceptos que deben quedar claros, entre ellos el concepto de beneficiario.  El concepto de beneficiario hace referencia a la persona o personas que ha designado el asegurado para que en caso de fallecimiento reciban el pago de la póliza contratada.

    Los beneficiarios pueden ser designados por el asegurado de forma expresa ,cuando el asegurado los designa con nombres y apellidos, o de forma  genérica, cuando el asegurado no hace la designación refiriéndose a personas concretas, sino que sólo indica su parentesco, por ejemplo: hijos, cónyuge, herederos, sobrinos, etc.

    La designación del beneficiario o beneficiarios del seguro de vida se puede cambiar en cualquier momento siempre y cuando la póliza esté en vigor. Para llevarlo a cabo existen dos procesos:

    • Mediante comunicación escrita a la aseguradora o mediador de seguros para que cambien a la persona o personas designadas a percibir la prima.
    • Indicándolo expresamente en el testamento.

    En definitiva, a la hora de preguntarnos cómo elegir una póliza de vida debemos tener en cuenta los factores que anteriormente hemos detallado, sin olvidar que Mi Póliza podrá ayudarte a calcular el precio de tu seguro y también asesorarte acerca de cuál es la póliza que más se ajusta a tus necesidades y con la que vas a estar más cómodo.

    Published by: